El origen de la palabra mascota

Los que formamos la familia Miss-U nos hemos quedado sorprendidos al descubrir el origen de la palabra “mascota”, porque en un único término, quedan incluidas las dos pasiones que nos mueven… Hoy os contamos la historia de esta palabra.

El castellano toma la palabra mascota del francés “mascotte”, idioma en el que tiene un significado diferente: amuleto que trae buena suerte. ¿Cómo una palabra que significa amuleto acabó designando en nuestro idioma a nuestros queridos peluditos? Como suele pasar en este tipo de procesos, fue de un modo indirecto: se incorporó a nuestro idioma a través del deporte, ya que “mascotte” también hacía referencia en francés a esos animalitos que muchos equipos sueltan en el campo antes de iniciarse el partido porque consideran que les trae buena suerte.

A su vez, “mascotte” proviene del provenzal “masco”, palabra que significa hechicera, y que comparte raíz con máscara, o mascarada. Por derivación, la palabra acabó también englobando a las figuritas (normalmente animales) que la gente llevaba encima en la antigüedad para atraer la buena suerte.

El origen etimológico de la palabra quizás haya sido la razón de que, en países como Argentina, mascota, además de hacer referencia a los animales domésticos, también se refiera a las pequeñas figuritas que cuelgan de las pulseras, cadenas de reloj y collares… ¡justo a lo que nos dedicamos en Miss-U! ¿No es sorprendente que, en una única palabra, mascota, se sinteticen las dos razones que explican nuestra existencia? En Miss-U nos ha parecido una maravillosa coincidencia.

Esperamos que os haya gustado esta curiosidad y no os perdáis las próximas entradas de nuestro blog.

Los ojos de un animal tienen el poder de hablar un gran idioma

Martin Buber

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?